Skip to content


Rafael Perona

Escrit el 13/07/2010 per Jac Cirera Val a la categoria Activistes.
Tags:

Rompiendo prejuicios a través del flamenco

Rafael Perona és una persona estimada al barri de la Mina. Resulta difícil entrevistar-lo al Parc del Besòs just abans que comenci la 20a edició del “Concurso de Cante Flamenco del Centro Cultural Gitano de la Mina”, del qual sempre ha format part de l’organització, sense que ningú interrompi la conversa per fer-li una abraçada, felicitar-lo, o discutir amb ell qualsevol tema del festival o dels “cantaores” que aquest any pujaran a l’escenari.

Just abans de començar l’entrevista, Manuel Fernández, membre del “Centro Cultural Gitano” des dels seus inicis, ja em comentava: “Rafael no se hizo profesional porque no quiso. Es un gran cantaor, pero prefirió formar una familia y dedicarse a su trabajo. Ahora es un experto del flamenco”

Finalment, i mentre acaben els últims assajos, trobem un racó per parlar amb el que actualment es el president del Centre Cultural, això sí, sota la atenta mirada encuriosida d’un nen que se’ns asseu al costat per veure que explica aquest cop el Rafael.

¿Qué relación tiene el flamenco con el barrio de la Mina y lo que aquí ocurre?

El flamenco es una parte esencial de la cultura gitana, una de nuestras formas de comunicación, es como fumar la pipa de la paz.

Cuando los gitanos empezamos a venir a Cataluña había algo parecido al recelo y las diferencias culturales inducían a generar grupos cerrados. En cambio el flamenco ha sido, después, la manera de conectar con otros grupos, el flamenco se ha convertido en el medio de comunicación por excelencia.

El flamenco es la expresión de una queja, lanzas un grito. Las letras de flamenco hablan del dolor noble y innoble, la muerte de una madre, el desamor. Hablan de las historia personales que van ocurriendo en la Mina.

¿Qué tiene de particular el flamenco que aquí se practica?

Es difícil de decir, una seguidilla se reconoce aquí y en Pamplona, pero si te fijas en los matices, por ejemplo en Andalucía la baja, no es lo mismo escuchar una seguidilla en los Puertos que en Triana. Aquí en la Mina se produce un crisol de gitanos venidos de diferentes partes de España en el que cada cual aporta su matiz. Se podría decir que la mayor particularidad del flamenco de la Mina es su diversidad.

¿Existen diferentes roles relacionados con el genero y la edad al practicar el flamenco?

En el siglo XIX la mujer estaba acostumbrada a cantar flamenco en los cafés cantantes, donde los señoritos pagaban para que le cantasen el rato que quisiera, y lo que el señorito quisiera. Era una especie de prostitución. Pero actualmente, el flamenco lo canta todo el mundo, grandes, pequeños, hombres y mujeres.

De hecho en el festival de este año, creo que el flamenco más salvaje que vamos a escuchar sobre el escenario lo cantará un niño, que cuando salimos de fiesta nos acaba volviendo locos.

¿Dónde se canta el flamenco?

Sobretodo en nuestras bodas y en nuestras fiestas, pero el flamenco es como los champiñones que no sabes donde los vas a encontrar, puede surgir en cualquier momento. Muchas veces es un acto espontáneo.

¿El flamenco es solo de los gitanos?

Por supuesto que no, el flamenco es patrimonio de todo el mundo. Sus orígenes son gitanos pero luego hay muchos palos que han partido del mestizaje, el cante de las minas, la Granadina, la Malagueña, todos los fandangos,… Aquí en La Mina el flamenco ha acabado atrayendo a muchos no gitanos que lo ven cantar y bailar en el colegio y lo acaban practicando también.

En este sentido, ¿Ha evolucionado el cante flamenco en La Mina? ¿Se ha impregnado de otras músicas que se practican en el barrio?

Lógicamente el flamenco lo cantamos los seres humanos, y los seres humanos estamos vivos. Aquel que dijo que el flamenco ya estaba inventado y que no se podía aportar nada a lo que sacaron los gitanos del s. XIX estaba totalmente equivocado.

El flamenco está hecho de fusión de otras músicas, músicas de aquí y músicas orientales que los gitanos trajimos de fuera, y como el flamenco está vivo ahora sigue impregnándose de otras músicas como los sones latinoamericanos debido a la influencia de la inmigración que va llegando. Ahora en La Mina se escuchan músicas como el hip-hop, el funky, la salsa el reggaeton y el flamenco también va adquiriendo cosas de ellas.

Dice una letra de cante flamenco: “Dicen los viejos que estamos locos, loquitos locos, locos, locos, locos. Con esos pelos con esas chupas. Nos gusta el funky, nos gusta el son, nos gusta el ritmo de Camarón, volando vengo, volando voy”.

¿De qué manera se puede combatir la marginalidad desde el flamenco?

Creando una inquietud en la persona, primero entendiendo que el flamenco es espontáneo y es transmisión, y después entendiendo que el flamenco no es solo conocer una seguidilla o una soleá.  Hay 30 o 40 soleares y 30 o 40 seguidillas, y es importante saber que tipo de seguidilla estás cantando, si es de El Marrurro o si es de Paco la Luz.

A partir de aquí el flamenco se convierte en una escuela y si los niños entran en esta dinámica se despierta en ellos una inquietud, y te piden el disco de Antonio Mairena o de Manuel Torres para interpretarlo a su manera.

Después esta el hecho de que se puedan grabar y escuchar, o que los niños puedan salir a actuar a Jerez, Madrid o Paris.

Todo esto combate la marginalidad totalmente.

En esta línea intentamos trabajar des del centro cultural gitano de la Mina.

¿Cómo surge el concurso de cante flamenco de la Mina?

Surge en 1990. En esa época llegaba poco el flamenco de fuera, lo que más primaba era la rumba catalana y imperaba Camarón, pero también sonaba gente como Juanito Villar, Turronero, Fernanda, Bernarda, etc. Se conocía menos la fusión y quizá el flamenco que se cantaba era algo más puro, o se fusionaba más con música ligera de aquí.

En este contexto el festival surge por varias razones. Primeramente porque pensábamos que la Mina debía conocerse por noticias que no fueran las meramente negativas. Queríamos que no siempre tuviésemos que salir fuera para hacer actividades divulgativas, sino que la gente de fuera viniera a la Mina y conociese la realidad del barrio. No es tan fiero el león como lo pintan.

Por otro lado existía una realidad de inquietudes artísticas y musicales que no se correspondían con lo que proponía el ayuntamiento. En Sant Adrià había fiesta mayor y traían a Marta Sánchez que, con todos mis respetos, no correspondía con lo que la gente de la Mina quería ver y oír. Entonces pensamos porque no ofrecer el flamenco que la gente de la Mina pedía y organizar el evento desde la propia Mina y así surgió el concurso de cante.

Es un festival que se organiza de forma muy próxima a la gente del barrio. La gente va por la calle, me ve y me dice: “Oye Rafael! Tráeme a no se quien este año que me gustaría escucharlo” . Y tu vas recogiendo sugerencias.

20 años dando el cante ¿Qué destacarías de esta larga trayectoria?

Cada año es diferente y se vive diferente. Destacaría el primer año, porque entonces existían aun prejuicios, y cuando íbamos a proponer, por ejemplo, a miembros del jurado a que vinieran a colaborar con nosotros, la gente te miraba con un poquito de recelo. A lo mejor pensaban: “¿Los gitanos van a ser capaces de organizar una cosa así?” Y muchas veces ponían excusas para no venir. Pero nosotros les invitábamos para el año siguiente.

Al final la gente se iba acercando. A lo mejor cometimos algún error también, pero realmente teníamos ganas de llevar el proyecto adelante, y a mi me ha quedado en el recuerdo el hecho de este progresivo acercamiento que al final ha generado numerosos vínculos con la gente que ha pasado por aquí.

La idea siempre ha sido hacer un concurso de cante y luego un fin de fiesta con artistas consagrados, porque era una pena ver como el flamenco que la gente de la Mna llevaba dentro se vendía fuera para los payos, sin que la gente del barrio, que no tenía demasiados recursos, pudiera ver nunca cantar a sus referentes.

También es especial el grupo de gente que aglutina cada año el festival con las familias y conocidos de los concursantes que vienen de Cádiz, Sevilla o de cualquier punto de Barcelona.

Este año no se concursa. ¿Por qué?

Este año es un homenaje a los aficionados al cante de La Mina, y por eso la parte de concurso va a ser dedicada íntegramente a gente de La Mina. Y como consideramos que todos ellos se merecen el primer premio, les daremos una gratificación a cada uno. No será un concurso propiamente dicho.

Finalmente ¿Cómo interpretas la relevancia que ha adquirido el concurso y qué retos de futuro os planteáis?

El concurso se ha convertido en uno de los más importantes que se hacen en el estado y la gente de Cataluña y España a la que le gusta el flamenco sabe que el primer sábado de julio se hace el concurso de cante flamenco del centro cultural de la Mina.

Quizás todavía existan muchos prejuicios por una parte de gente para poder venir, es una realidad, pero otros no los tienen. Por ejemplo, quien presenta el concurso es el gerente de Policlínica Barcelona.

Mucha gente de fuera nos felicita diciéndonos que tenia un concepto equivocado de lo que era La Mina. Pero el prejuicio sigue estando, sino no tendrían porque felicitarnos porque no ha pasado nada malo.

De hecho, aquí tenemos que esforzarnos aún más para que no ocurra ni la típica bronca entre dos chicos jóvenes que ocurre en cualquier otro sitio o concierto. Aquí intentamos por todos los medios que eso no ocurra, porque sabemos que va a tener muchísima mas repercusión y que va ha hacer mucho más ruido. El reto es romper estos prejuicios y que más gente pueda disfrutar del nivel musical óptimo al que hemos llegado en estos 20 años.


Una resposta

Si vols pots seguir els comentaris per RSS.

Continuant la discussió

  1. Tweets that mention Entrevista: Rafael Perona – Nativa -- Topsy.com linked to this post on 16/07/2010

    […] This post was mentioned on Twitter by Producciones Doradas and Producciones Doradas, INDIGESTIÓ. INDIGESTIÓ said: Aquest home organitza un festival al que hi va molta gent, que no surt als diaris http://bit.ly/aoEyf4 […]



Pots escriure HTML senzill

Trackback?



Últims comentaris

  • Adriana de la Osa: Un texto precioso, Marta. Emocionante e inspirador. ¡Me ha chiflado! Gracias, gracias, gracias....
  • Cristina Arman: Molt bo! Quina extraordinària reflexió. Con m’agrada el quadre de Rigaud. Quin deliri tan...
  • elena: Gracias, Urbana. Qué gusto tener lectoras así! :)))))
  • Urbana Rodriguez: Que verdad mas grande Elena!! Pero dicha con mucha elocuencia como ya es sabido en ti, cada vez que...

Autors

Arxius

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Política de privacitat

Donen suport

fesnos_indies

fesnos_indies

mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )