Skip to content

Carregant

Juan Pablo Balcázar

Escrit el 06/03/2011 per Marc Masó a la categoria Entrevistes a músics.
Tags: .

“Camino por recorrer”. Entrevista a Juan Pablo Balcázar
Per Marc Masó

Finalmente, entre viajes y conciertos en Madrid y bolos en Vigo, entre jams y clases de sustitución, logramos encontrar un rincón en la agenda, en un marco tan tranquilo como pueda ser el hall de un hotel, justo al lado del centro de operaciones habitual del entrevistado.

El contrabajista Juan Pablo Balcázar (n. Bogotá, aprox. 30 i pocos) es un músico de jazz inquieto, de aquellos que tienen las manos puestas en muchas cuerdas y ostentan como afán principal el de investigar en todo aquello que puedan y que les guste. Sumad a su juventud y a su energía creativa, una trayectoria nada desdeñable.

Juan Pablo ha participado en la creación de algunas de las formaciones de jazz más interesantes de Barcelona de los últimos años, como la banda de nu-jazz The Heckler, o los Jazz Magnetism de KaseO, el proyecto en el que mezclan jazz y hip-hop urbano de una manera natural (al fin y al cabo, son dos lenguajes que nacen en un mismo entorno).

Como frontman, Juan Pablo Balcázar Quintet es su proyecto inspirado en vertientes más be-bop y hard-bop, en las que da rienda suelta a sus experimentos jazzísticos, en una formación sin piano. Siempre alineado a una sensibilidad melódica considerable, entre sus otros proyectos personales se encuentran Viaje/Voyage, del que se editó un disco hace un par de años, o su trabajo junto a Sabina Witt. Pero tengo la impresión que del hombre que tengo al lado queda mucho por descubrir.

En tu myspace recalcas dos palabras: “proyectos” y “amigos”. Déjame plantearte dos preguntas: por un lado, qué es lo que te inspira cuando entras a colaborar en un proyecto ya definido y, por el otro, como te planteas la selección de músicos en un proyecto más personal?

Cuando entras a un proyecto, la verdad es que, por lo general, al estar involucrado en un mismo círculo de amigos, ésto surge de un modo natural. Porque, quieras o no, uno se mueve dentro de una generación, gente con la que uno ha estudiado, con la que ha ido creciendo y con esa gente es con la que terminas desarrollando los proyectos. Cuando entras a formar parte de un proyecto realmente ya más o menos sabes por dónde va, o conoces a la persona que te llama. En realidad, no hay que hacer grandes enfoques. Y por el otro lado, cuando yo busco a alguien, primordialmente busco hacer cosas con mis amigos, que afortunadamente la mayoría son increíbles músicos. En este caso, lo que yo trato es de definir cierto tipo de sonidos y como cada uno tiene un estilo, una manera de tocar, intento pensar quienes van a ser los músicos al mismo tiempo que defino la música, incluso antes que la música esté escrita. Cuando escribo la música ya sé más o menos el estilo de la gente con quien voy a tocar.

Colombiano de nacimiento y, desde hace unos doce años, barcelonés de adopción. Me pregunto por la razón que te llevó de una ciudad a la otra. ¿Tenías experiencia en el jazz?

Bueno, la razón de venir a Barcelona fue estrictamente musical, vine a estudiar al Taller de Músics. De joven tocaba en bandas de rock, con quince o dieciséis años. Tuve algunos profesores, pero lo que es estudiar música, en el sentido estricto, no. Cuando terminé la secundaria en Colombia, me llegó una información sobre el Taller, salió la oportunidad y vine a probar. Nunca pensé que me iba a quedar tanto tiempo. En Colombia ya estaba un poco interesado en el Jazz, pero en la época de secundaria no sabes ni en lo que estás interesado. Ahora, mantengo el contacto con Colombia en todo lo que puedo. Hoy día, hay bastantes músicos que han salido a estudiar y han vuelto, poco a poco se está creando un mundo interesante alrededor del jazz.

Uno de los aspectos que yo destacaría de tus trabajos es la capacidad de conectar con lenguajes de distinta procedencia dentro de la música, y también dentro del jazz. ¿La virtud de un buen músico de jazz es el dinamismo?

Sí, puede ser. Quizás no sea una regla a rajatabla, porque, pensándolo bien también hay músicos que no se mueven tanto y están enfocados más en una línea concreta pero que son increíblemente fantásticos. Pero a mi eso que dices me interesa, porque el jazz para mí no es, digamos, la música en la que se centra mi vida. Escucho poco jazz para lo que debería ser. En casa escucho mucha música que escuché cuando era joven, o por ejemplo si voy en un coche, escucho otras cosas. Cuando escucho jazz me centro en escuchar jazz. Así que en mi caso, sí, me interesa esa palabra, dinamismo. Además, tal como está planteado el mundo hoy, no creo con que alguien aspire a ganarse la vida como músico de jazz exclusivamente, tú aspiras a ganarte la vida como músico y tocas todo lo que quieras tocar, mientras te guste.

Me has comentado antes que se está gestando el disco de Jazz Magnetism. ¿Qué otros proyectos tienes en la cartera?

Hay un proyecto con el que hice un disco hace un tiempo, Viaje/Voyage (con Sergi Sirvent, Dani Domínguez y Pintxo) y tengo en mente escribir nueva música para ese grupo y probablemente grabar otro disco. De hecho empecé hace poco, pero con toda la movida de lo de KaseO he tenido que parar, porque durante estos últimos meses ha sido una locura, hemos viajado mucho y ha sido imposible encontrar un hueco. Esta es una de las cosas. Ahora, justamente en marzo, presento un nuevo proyecto con una cantante portuguesa que se llama Sofía Ribeiro, un proyecto que tenía muchas ganas de hacer, y que, de hecho, es el proyecto final del grado de Liceo. Es sobre música popular latinoamericana y está arreglado para septeto de jazz, con “pitos” y tal. El último año y medio he estado trabajando mucho en eso. El 10 de marzo ya tenemos el primer concierto y luego en mayo tenemos una gira bastante interesante. Con todo esto, la idea también es dejarlo grabado.

Después de escuchar “Viaje/Voyage”: me han parecido unos temas muy ricos y envolventes, con mucha fuerza visual. De hecho, son temas inspirados en una serie de fotografías hechas en Bogotá y Barcelona. ¿Qué otras disciplinas artísticas te pueden llegar a servir como inspiración?

La fotografía es una cosa que siempre me ha interesado y por eso hice “Viaje/Voyage”, que era algo que quería hacer desde hacía mucho tiempo. Ahora con The Heckler estábamos trabajando sobre unas imágenes en vídeo, es un proyecto que va sobre el silencio como concepto. Es una cosa un poco complicada de expresar, pero estábamos investigando sobre imágenes silenciosas que nos inspiraran. Yo creo que hoy en día cualquier manifestación artística te puede dar para generar música. Sí, cualquier cosa puede llegar a ser un pretexto.

Eres el encargado de una parte de la programación de Robadors23. Lunes, martes y miércoles. ¿Cómo surgió la oportunidad?

Robadors es el club de un amigo y, más o menos, desde que crearon el bar, unos cuantos músicos conocidos hemos estado involucrados de alguna u otra manera. Siempre le he ido proponiendo cosas, a veces han salido bien, otras mal. Lo de la jam, ésto que hacemos cada miércoles (creo que llevamos como 8 años, semana a semana), empezó así como una idea sin más, para ver si podía funcionar en Barcelona. Y los lunes y martes, que es lo que propiamente yo programo,… bueno, realmente puede parecer una idea altruista, en principio, pero no lo era. A mí me interesaba tener también un espacio donde probar proyectos y cosas mías. Lunes y martes son días que por lo general no tienes conciertos y el escenario está disponibles. Entonces, le propuse crear ese espacio de los lunes para música experimental y cosas extrañas, que los músicos tuvieran un espacio para poder hacerlo y los miércoles, los conciertos temáticos.

¿Cómo seleccionas a la gente?

Está abierto pero,… a mí siempre me ha parecido que Robadors funciona como una familia. Es un sitio que a nivel económico no puede permitirse pagar cachés pero es un espacio que está ahí, sin ánimos de lucrarse. Entonces, hay un cierto número de músicos que están alrededor de éso, que les gusta el club, que conocen a la gente del club, y que son los que habitualmente programamos. Lo cual no quiere decir que cuando me llama alguien y propone algo, no lo valoremos y lo hagamos. En general, todo se guisa en un grupo grande de músicos que son los que están afiliados al lugar.

Desde hace años, hay una cantera de jazz en Barcelona bastante considerable, especialmente a partir de los 90, cuando nombres como Rossy, Raynald o Miralta logran cierta proyección internacional. En ciertos círculos, se la considera una especie de capital mediterránea del Jazz, pero a la vez se recibe el mensaje que falta público, difusión, etc.

Es extraño porque, sí, todo lo que dices es cierto pero también es verdad que hace falta público. Es una cosa que realmente no sé cómo se debería tratar, es complicado. La gente no tiene costumbre de ir a ver algo que no conoce al cien por cien. En otras ciudades, la gente probablemente va a un club que les gusta sin saber exactamente qué es lo que van a ver y aun así pagan la entrada de 15 o 20 dólares. Aquí es imposible, a menos que no lo tengas hiper-recomendado, es muy complicado ir a escuchar un concierto de música por el placer de escuchar. Lo que ocurre es que yo nunca he querido quejarme de la falta de ésto, es una cosa que yo siempre he preferido evitar. Por ejemplo, cuando me hacía falta un espacio para investigar, intenté generar algún espacio para ello. Por lo que a mí me atañe, intento generar los espacios, haya una o veinte personas. Yo toco y pienso: esperemos que cambie en un futuro.

A lo mejor tiene que ver con ésto cierta percepción cultural heredada, por la que el jazz sigue siendo un género de élite cultural. Aunque el origen esté en las antípodas., el jazz se suele vincular con “intelectualidad” o “vanguardia” desde su primer apogeo en Europa.

Claro, pero si esto fuera cierto en Barcelona habría intelectualidad o vanguardia como en la época de la que hablas, y no me lo parece. En Robadors23 las jams funcionan muy bien, acude gente joven que viene no sólo a tomar algo, sino también a escuchar, y semana a semana el club se llena. Eso los miércoles, no sé si es por el dinero, porqué claro, los miércoles es gratis. En cambio, los lunes y martes se cobra muy poco, tres o cinco euros, y nunca se llena como los miércoles. Muchas veces viene alguien que no sabía que ese día hay concierto y cuando les dicen que son tres euros, prefieren irse al bar de al lado a tomar la cerveza. Claro que eso no debería ser una disculpa para dejar de hacer cosas, ni en quejarse de que no hay clubs ni hay sitios. Muchas veces aquí los músicos caemos en eso: “no, es que no hay clubs, no hay sitios, pagan muy mal, ya no toco”. Ostia, no sé si es eso lo que debe ser. Insisto, prefiero intentar estar del otro lado, intentar generar espacios, intentar tener una buena programación, que sea interesante. Es lo máximo que uno puede hacer porque no vas a traer al público y sentarlo a la fuerza.

Eres un tipo bastante activo en la Red. A parte de los myspaces para los distintos proyectos, tienes un canal propio de youtube, dónde cuelgas videos de tu quinteto y otros proyectos. Son videos muy cuidados, cosa que no se suele ver en los músicos de jazz. ¿Qué posibilidades tiene para ti Internet?

Tengo esas páginas sobre todo como cosas de presentación, en realidad no me muevo tanto por internet. Pero lo que sí pienso es que el tema del audiovisual hoy en día es básico para promoción. Antes uno pensaba que no, que un grupo de jazz no hacia vídeos, eso era una cosa que hacían los grupos de rock o los cantantes de pop, pero realmente no hay mejor presentación que un vídeo musical. Hoy en día, lo puedes colgar en youtube en un momento, mandas un link y en treinta segundos estás viendo el trabajo, estás viendo la gente, estás viendo lo que hacen. Me parece que eso es clave a nivel de difusión.

A lo mejor suena indiscreto. ¿Cual es tu visión sobre todo éste tema del copyright y de las descargas de archivos?

No digo que deba ser así para todo el mundo, quizás realmente no lo haya pensado a fondo, pero yo funciono con el presupuesto de que la gente debería poder compartir libremente ése material. Muy en el fondo, pienso que los músicos deberíamos poder vivir de tocar. Si aparte te llega dinero de cuestión de derechos, o lo que sea, no me parece mal. Sí me parece mal que sea tan desproporcionado, es decir, hay gente que gana mucho en cuestión de derechos y, según como lo mires, parece una salvajada. Igual es el tres mil por ciento de de lo que pueda ganar ése mismo artista haciendo un concierto. Estoy un poco en desacuerdo con esto. Pero claro, es cierto que no estoy, ni mucho menos, en esas elites, pero también es cierto que lo veo así, en realidad me importa poco. Yo intento vivir de tocar y espero poder continuar haciéndolo.

Me temo que la siguiente pregunta es aun más indiscreta: ¿Llega un día en que el jazz paga todas las facturas?

Bueno, también es porque tengo un nivel de vida muy básico pero en realidad vivo de tocar. Tengo que hacer muchos bolos, muchos por muy poco dinero y algunos por mucho dinero. Y lo llevo haciendo tocando jazz, porque incluso lo que hacemos con KaseO se puede decir que lo es. Así, llevo tres años. Aunque a veces es angustiante, porque hay meses que no suena el teléfono, no sale nada, y el teléfono sigue sin sonar, pero afortunadamente siempre me han ido saliendo las cosas y he podido llegar a final del mes. Con lo cual de momento está funcionando bien. Es verdad que a final de año siempre hay un momento que pienso “va, deberías coger una escuela y tener algo fijo”. Pero mientras tanto, prácticamente puedo decir que estoy viviendo ése día del que hablas, con lo cual no me puedo quejar en absoluto.

Última pregunta: ¿Te consideras profesional del jazz?

No, creo que no. En el fondo, me considero todavía en una fase de estudio y aprendizaje muy fuerte, con lo cual, no me siento un profesional. Supongo que lo soy, ya que vivo de esto, pero realmente me siento todavía como un estudiante. De hecho, cada vez que voy a clase, de semana en semana, con Horacio Fumero, cada vez que salgo, salgo con ganas de estudiar mil horas más y con el sentimiento de cuando salías del cole, en plan: “joder, lo que queda”. Me siento con mucho camino por recorrer.

___________________________________________________________________

En Agenda:

Juan Pablo Balcázar Septet Feat. Sofía Ribeiro, 10/03/2011, CC Sarriá

Discografía recomendada:

  • 2004.- Ballcock, “821” (Miguel ‘Pintxo’ Villar, Juan Pablo Balcázar, August Corominas)
  • 2005.- The Heckler, “Heckler City” ( Juan Pablo Balcázar, Miguel ‘Pintxo’ Villar, Alejandro Mingot, Hasier Oleaga)
  • 2008.- Juan Pablo Balcázar, Viaje/Voyage (Miguel ‘Pintxo’ Villar , Sergi Sirvent, Juan Pablo Balcázar, Dani Domínguez)
  • 2010.- Juan Pablo Balcázar Quintet, Invocation (Juan Pablo Balcázar, Julián Sánchez , Ernesto Aurignac, Enrique Oliver, Ramon Prats)

Páginas:


0 Respostes

Si vols pots seguir els comentaris per RSS.



Pots escriure HTML senzill

Trackback?



Últims comentaris

  • Hara: Iru for precious friend!
  • Montserrat Iniesta: T’aplaudeixo amb les orelles, Ramon. Confio en una nova generació que comença a imaginar...
  • Masnel Gris: Molt necessari. Gràcies, necessitava un article com aquest. Em qüestiono molts dies coses com aquesta,...
  • carme rodriguez: Molt be, Ramón, molt interessant la revisió del concepte obrer, l’extensió del terme vers la...

Arxius

Autors

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Donen suport

fesnos_indies

fesnos_indies

mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )