Skip to content


El genio

Escrit el 20/09/2013 per Marta Vallejo a la categoria Postals de Yakaar.
Tags:

“Capacidad mental extraordinaria para crear o inventar cosas nuevas y admirables”

Llego a Barcelona y abro la nevera. Vacía y hambrienta después de muchos meses fuera, el ruido de mi panza hace eco en esta nevera desértica. Salgo a hacer la compra. Mientras arbitro la lucha interna entre los caprichos charcuteros del retorno y el presupuesto ajustado, me regalo los ojos por los pasillos de la Boqueria. Saludo a Roser, la verdulera, que me pregunta si esta vez he venido para quedarme. Le digo que no, que sigo yéndome con la precariedad a otra parte. Y me regala un manojo de espárragos verdes para celebrarlo.

Salgo del mercado con la bolsa llena y la nostalgia satisfecha. La lista de la compra completada y unos espárragos de propina. Para celebrar que Barcelona es bona cuando la verdulera se acuerda de ti, calibro el margen de maniobra ¿un vermut de 2’50€ o una exposición gratis? Gana la exposición, total es gratis y de vuelta a casa ya compraré una litrona de marca blanca.

Entro en la Virreina y me meto en la primera sala Un genio audaz: la revolución digital en Silicon Valley 1985-2000 de Doug Menuez. Paredes blancas, imágenes en blanco y negro. Gente vestida como mis padres en el álbum de fotos. Hombres y mujeres jóvenes en cubículos de oficinas, en salas de reuniones, ante ordenadores del pleistoceno informático. Un reportaje acerca de los genios discretos y extraños que enjendraron Apple, Adobe, Microsoft. La mirada de un voyeur infiltrado en la sala de máquinas de un proceso que, según se afirma en el tríptico de la exposición, cambió el mundo tal como lo conocemos.

Hombres y mujeres persiguiendo un sueño. Una visión empresarial que les llevaría por una senda de dificultades, incomprensión, desafíos técnicos, falta de financiación. Personas aparentemente anodinas dotadas de una fuerza interior que les guía por el largo camino hacia el éxito. Un camino de sacrificios e ilusiones, de descubrimientos espúreos que lo cambian todo. Que se traducen en ceros y unos combinados en la pantalla de tu Iphone, narrando en una entrada de wikipedia que si quieres, puedes. Que para ser un genio hay que estar dispuesto a sufrir, a poner algo de tu parte.

foto

© Doug Menuez, 1993

“Disposición ocasional del ánimo por la cual este se manifiesta alegre, áspero o desabrido. Mal carácter, temperamento difícil”

Escribo este artículo en un procesador de texto open office instalado en un ordenador apple que compré cuando tenía sueldo y ahorros. Una vez publicado, lo difundiré por las redes sociales y mis amigos lo recibirán en su smartphone. Lo leerán a horas muertas desde su oficina o desde su habitación en un piso compartido o en casa de sus padres.

Mis amigos, que cuando les pregunto qué tal están me cuentan que les quedan tres meses de cobrar el paro. Me cuentan que tienen montañas de pagos atrasados de clientes insolventes. Me cuentan que no salieron las subvenciones. Me cuentan que en julio cobraron la nómina de marzo. Me cuentan que en la empresa vuelven a reducir plantilla. Me cuentan que no saben si lo del hijo será para este año o para el próximo. Me cuentan que a una amiga de una amiga no le han renovado el contrato después de parir.

Y me acuerdo de un pie de foto en la exposición de los genios audaces:

“La programadora de Apple Sarah Clark entrega un mensaje en la sala de operaciones del proyecto Newton. Sarah mantuvo a su bebé con ella en el trabajo. Durante los dos años que tardaron en terminar el software prácticamente nunca abandonó el edificio. Corría las cortinas de su oficina para que sus colegas supieran cuando estaba amamantando o era la hora de la siesta.”

Y se me corroe el carácter. Y me sale el genio reprimido. La mala leche condensada mientras asisto al espectáculo del hundimiento. Celebrando con cervezas de marca blanca que estamos jodidos pero vivos. Que tenemos insomnio y calculamos cuántos euros nos hemos gastado hoy en el mercado. Sienténdonos culpables por haber tomado un café en la terraza, sabiendo que en la barra es más barato. Buscando un trabajo por el cual estamos dispuestos a dar cada vez más, a cambio de cada vez menos. Que estamos cansados.

Cansados de poner el cuerpo para recibir hostias de la poli o de la vida. De poner el cuerpo por el camino de la salida hacia otros mercados más competitivos. De poner el cuerpo al servicio de los proyectos de otros genios que no son tú, porque tú no tienes lo que hay que tener. A ti sólo te queda el genio.

Y en el Ipod, genial invento, suena el discurso de Mario Savio hecho letanía en una canción de Le Parody.

“Llega un momento en que el operar de la maquinaria se hace tan odioso, te pone tan enfermo, que ya no puedes formar parte de ello. Ya ni siquiera puedes formar parte pasiva de ello. Y tenéis que    poner vuestros cuerpos entre los engranajes y las ruedas, sobre las palancas, sobre todo el aparato, y tenéis que detenerlo. Y tenéis que indicarle a la gente que la maneja, a la gente a quién pertenece, que a menos que séais libres, se impedirá el funcionamiento de la máquina.”

Una máquina que no sabe de cuerpos. Una máquina creada por genios.


Una resposta

Si vols pots seguir els comentaris per RSS.

  1. Natxo says

    Pelos de punta, Marta. Gracias por el texto. En vez de tú, el de la historia podría ser yo, podríamos ser muchos. La cantinela constante sería la misma, el repiqueteo en el fondo del craneo sería el mismo. ES el mismo.



Pots escriure HTML senzill

Trackback?



Últims comentaris

  • Adriana de la Osa: Un texto precioso, Marta. Emocionante e inspirador. ¡Me ha chiflado! Gracias, gracias, gracias....
  • Cristina Arman: Molt bo! Quina extraordinària reflexió. Con m’agrada el quadre de Rigaud. Quin deliri tan...
  • elena: Gracias, Urbana. Qué gusto tener lectoras así! :)))))
  • Urbana Rodriguez: Que verdad mas grande Elena!! Pero dicha con mucha elocuencia como ya es sabido en ti, cada vez que...

Autors

Arxius

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Política de privacitat

Donen suport

fesnos_indies

fesnos_indies

mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )