Skip to content


Los tiempos de la política

Escrit el 08/01/2014 per Marina Garcés a la categoria el sol ho encén tot.
Tags:
Traducción de "Els temps de la política"

Comienza 2014 y ya tenemos el calendario político lleno de círculos rojos: elecciones, consultas y más elecciones, que pautan el ritmo y los desafíos de nuestro futuro político. Mientras cuelgo el calendario del año en la pared y preparo la agenda del trimestre que empieza, me pregunto cuáles son los tiempos de la vida colectiva, cuáles son los tiempos de la verdadera política.

Político es el tiempo de la angustia de un desahucio; política es la incertidumbre de un futuro con pocos recursos personales y colectivos; política es la insistencia del hambre, del sueño y de la sed, cada día y uno tras otro; política es la eternidad congelada en que es capturado un recluso en un CIE o cualquiera entre las rejas de una comisaría o de una prisión; político es el tiempo pautado de la escolarización y sus defraudadas expectativas. Político el no-tiempo del parado, el tiempo acelerado de la precariedad y el tiempo arrastrado de la vejez aún explotada por la pobreza familiar. Político es el tiempo consumido consumiendo idioteces y consumiendo la propia vida sin vivirla.

La interrupción del tempo de la vida sometida y la densa lentitud del encuentro en un intuido vivir en común, tienen el poder de trazar un horizonte,…

Pero político es también el tiempo inesperado de la interrupción, de la irrupción de la insurgencia y de la revuelta. Política es la intensidad del encuentro colectivo, como políticos son también los tiempos del lento aprendizaje de la palabra compartida y de la práctica insistente del poder juntas. Vamos lentos porque vamos lejos, habíamos dicho plantados en las plazas. La interrupción del tempo de la vida sometida y la densa lentitud del encuentro en un intuido vivir en común, tienen el poder de trazar un horizonte, de apuntar a un impensado y de resituar las urgencias, los bloqueos y las angustias bajo otro ritmo, bajo otro latir, y por tanto, bajo otra temporalidad. “Los procesos horizontales que permiten a la multitud tomar decisiones exigen autonomía temporal”. Esto lo escriben Negri y Hardt en Declaración. Esto lo hemos experimentado todos, en los momentos en que esta autonomía temporal es conquistada y en los momentos, también, en que esta autonomía temporal falta, fracasa o es reconducida.

Si planteo hoy todo esto, no es sólo porque estemos estrenando el año, preparando agendas, colgando calendarios, y anunciando fechas electorales, sino porque pienso que en esta batalla por la temporalidad de la política se juega hoy casi todo lo que podemos perder o ganar. Una pregunta que parecerá ingenua, quizá incluso idiota: ¿por qué si los que mandan y despojan el resto son tan pocos, y por qué si somos tantos los que compartimos el deseo de una vida digna, por qué, aún así, seguimos viviendo tan mal? ¿Por qué somos, de alguna manera, “los que siempre perdemos “? No es que seamos más débiles ni más tontos, todo lo contrario. Juntos somos más fuertes y mucho más inteligentes. La respuesta es otra: es que los tiempos siempre, o casi siempre, nos van en contra.

“Los procesos horizontales que permiten a la multitud tomar decisiones”, retomando la cita de Negri y Hardt, necesitan una dedicación que nuestras jornadas laborales no aceptan, una lentitud que la precariedad y las urgencias de la vida cotidiana sabotean, unos ritmos acompasados ​​que las prisas de la supervivencia individual hacen imposibles. Para los que estamos condenados a vivir ganándonos mejor o peor la vida, es decir, para el 99%, el tiempo de la política se nos escurre, se nos hace invivible, y sólo puede ser conquistado a contrapelo, contra nuestra propia vida. De ahí la manía de los revolucionarios de disparar los relojes, hacer caer las campanas y reinventar los calendarios. De ahí la insistencia revolucionaria en un “tiempo nuevo”. No se trataba sólo de hacer historia, como pretenden aún algunos, sino de vivir y hacer vivible otra temporalidad en la que la verdadera política sí sea posible. Si 2014 nos tiene que traer novedades, que no sean sólo círculos rojos en un calendario de despacho, sino tiempos nuevos ritmados por nuestra capacidad de darnos, de encontrarnos, de hablarnos, de consultarnos y de reapropiarnos de nuestras decisiones y de nuestras vidas… juntas.

Si queréis comentar este texto, hacedlo en el texto original, por favor


Últims comentaris

  • Adriana de la Osa: Un texto precioso, Marta. Emocionante e inspirador. ¡Me ha chiflado! Gracias, gracias, gracias....
  • Cristina Arman: Molt bo! Quina extraordinària reflexió. Con m’agrada el quadre de Rigaud. Quin deliri tan...
  • elena: Gracias, Urbana. Qué gusto tener lectoras así! :)))))
  • Urbana Rodriguez: Que verdad mas grande Elena!! Pero dicha con mucha elocuencia como ya es sabido en ti, cada vez que...

Autors

Arxius

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Política de privacitat

Donen suport

fesnos_indies

fesnos_indies

mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )