Skip to content


Creatividad miserable

Escrit el 27/07/2014 per Rubén Martínez a la categoria Ho deixo anar.
Tags:

La música está sobrevalorada. Lo pienso sinceramente.

No es un axioma, es un trauma. Me pasé dos años escuchando el mismo disco ininterrumpidamente mientras pintaba cuadros al óleo para los que tomaba como muestra fotografías borrosas. En serio, mis oídos solo atendían a temas de ‘Mi Fracaso Personal’ de Astrud y mis ojos no veían otra cosa que fotografía contemporánea alemana. Dos años así. Pop tedioso y lo peor de Thomas Ruff. Pensadlo. Piedad.

La fotografía contemporánea alemana también está sobrevalorada. Los traumas son así.

Fue una época rara, pero sirvió de algo. No solo para quitarle valor a cosas que lo tienen, sino para envidiar a la gente que elige una u otra música para leer, escribir, pintar, evadirse, relajarse o darlo todo. Descubrir la envidia parece poco útil, pero oye, ahí es nada. No todo el mundo puede situar el punto cero en el que empezó a palpar una de los sentimientos más miserables. Yo sí.

La envidia no es grave, es un psicodrama: te enseña la luz que nunca proyectarás.

Producto de todo esto, me he convertido matemáticamente en un analfabeto musical profundo. Descubrir música que me guste o me atreva a recomendar es algo para lo que no estoy preparado. Me parece épico. La geografía y recordar calles también se me da fatal, pero eso no tiene historia, diría que es congénito. Por eso me parece sobrenatural que la música produzca estados de ánimo. Ni hablar ya de quien camina por la ciudad escuchando música emocionado y llega a su destino. Joder, héroes.

Los procesos creativos no tienen nada que ver ni con ruido ni con una melodía. Es objetivamente absurdo.

Vale. No tengo memoria musical. Estoy intentado abonar el terreno para explicar algo tan vergonzante como que no-tengo-memoria-musical. Mi repertorio es el que gente a la que quiero y admiro me va pasando de vez en cuando. Algunos temas me gustan, y al rato olvido el tema y porqué me gustaba. Es como echar dosis de comida a un pez tropical. Mientras esperas que esté a la altura de su exotismo, una y otra vez responde con gestos monótonos, insípidos, patéticos. ¿Hay algo más decepcionante que un pez tropical? Sí, pensaréis, una persona sin memoria musical.

¿Por qué explico esto? porque he optado por un experimento, un experimento de creatividad bastante miserable. He pensado hacer de la envidia un motor creativo.

He pedido a gente cercana y querida que me abran uno de sus cajones creativos íntimos, el mismo que yo tengo vacío. Una apuesta por la limosna emocional. Les he pedido que me digan qué temas musicales les producen ciertos estados de ánimos. Sus canciones, las que les han acompañado alguna vez en momentos importantes de su vida. Robarles un pedazo de su alma, pedirles la cosificación musical de sus pasiones alegres y tristes. Y hacerlas públicas.

Jaron, Eli, Clara, Dani, José Luis, y Lucía han seleccionado los temas que les remiten a momentos de cambio, a un impulso creativo, a un bajón o a momentos de esperanza. Han aceptado el juego. Acompaño las canciones con una breve radiografía de cada cual, para que os conozcáis mejor.

Jaron

Escribe cosas como: Sexo Hipster o las condiciones materiales del cuarto oscuro

Conocí a Jaron hace 15 años. Montamos una empresa de investigación cultural que duró 10. A los dos nos gusta Franco Battiato (siempre me obliga a decir esto) y es la persona con la que, de lejos, más he aprendido. Creo que nunca nos hemos enfadado. O no lo recuerdo. Cada vez estamos menos de acuerdo en más cosas, lo que hace fascinante ser su amigo. Si la música me dijera algo, supongo que estos temas que me pasa me parecerían bastante malos.

Eli

Forma parte del grupo Tu Madre y trabaja en HAMACA

Con Eli nos conocemos desde la Facultad, hace ya ni se sabe. Es la persona que casi me repara la cabeza para poder tener una relación normal con la música. Durante años fue mi dealer musical, entregada para que escuchara algo potable. “Esto es mierda de la buena, no esa purria que te pasan otros”, me decía. Eli es alegría en rama. Durante tiempo trabajamos juntos y conocimos lo mejor y lo peor de cada uno. Días intensos que añoro en los que siempre, siempre, siempre había música de fondo.

Clara

Creo que no le gusta que se diga, pero escribe aquí: Ficción #21

Clara es una de esas personas a las que últimamente veo poco, pero le tengo mucho cariño. A todo el mundo nos pasa con algunas personas, que vivimos cerca pero no vamos a vernos. Bueno, tal vez es parte de mi sociopatía. Esto no quiere decir que si nos viéramos más nos caeríamos peor (Hola Clara, ¿hacemos un café?) supongo que es una persona que se hace querer. Como se puede percibir en sus textos, es lista, cabezota y oscura. Tres virtudes que juntas y sanamente gestionadas, son maravilla.

  • Momentos de cambio: David Bowie | Changes
  • Impulso creativo: Moderat | A new error
  • Momentos bajos: Johny Cash | Hurt
  • Esperanza: Destinys Child | Survivor

Dani

Formó parte del grupo Tarántula y está detrás de todo esto.

Nos conocimos en uno de sus conciertos, en el Sidecar, cuando tocaba con Tarántula. Dani es el señor Lobo. Si tienes un problema, le llamas y él lo soluciona. No existe ese momento en el que le pedí un favor y no me lo hizo. Siempre está ahí. Es un obrero del lazo social: se lo trabaja día a día. Una vez lo conoces, no puedes más que pertenecer a su sindicato. La típica pregunta de quitar algo que hoy parece indispensable (¿qué sería hoy del mundo si no hubiera internet?) yo me la hago con Dani.

José Luís

Habla mucho y escribe muchísimo.

Es un entusiasta de la vida. Algunas personas que nos han conocido por separado creen que es complicado que nos entendamos y estemos de acuerdo en algo. En lo primero se equivocan rotundamente, en lo segundo, solo un poco. El deporte de cabecera de José Luis es debatir y pensar junto a otros. Y discutir con él siempre es productivo. Mola. Si de personas creativas se trata, José Luis es mi TOP-2 (el primer puesto, me temo que siempre será para Miguel Noguera). Me escribió un maravilloso texto con todo lujo de detalles sobre estas canciones:

Lucía

Deja rastros por aquí y escribe a menudo aquí y aquí

Me encanta cómo escribe Lucía. Ahora mismo recuerdo esta frase memorable: “Que Chuck Palahniuk no conteste nunca más cuando íbamos tan bien” Es como una voz tranquila, que te invita a pasear un rato por la normalidad, y de repente todo es esquivo y trascendente. Y no sabes muy bien qué ha pasado pero te da igual porque ya estás dentro. Suerte que Lucía escribe. Soy fan hasta decir basta. Y si a ella le gusta Leonard Cohen y Silvio Rodríguez, a mi también. Y mucho, vale?

Todo esto me da una envidia tremenda. Mi minusvalía no me deja asociar un momento creativo con una canción y nunca me puse un walkman mientras gritaba acostado boca abajo.

No he escuchado ningún tema de ‘Mi fracaso Personal’ desde hace unos días. Creo que saldré de esta. Esto acaba como empezó.


4 Respostes

Si vols pots seguir els comentaris per RSS.

  1. Mr. Snoid says

    Joder, que envidia, a mí también se me había ocurrido esto de rebuscarle en la maleta a amigotes y paisanas conocidas,a ver que discos llevan puestos, y hacer algo con ello. Supongo que es una estrategia/excusa corriente entre los sociópatas, para hacerse los empáticos, pero yo ni siquiera era capaz de vislumbrar como abordarlo.
    Hasta le había puesto nombre… ¿Como era?… Da igual, mientras no se dedique todo el mundo ahora a hacerse el asocial, ya me vale.

    > Fé, esperanza y caridad: http://youtu.be/1SEDD118TdM

  2. AA says

    Mola el tratamiento del texto en primera persona y la descripción de los personajes. Completamente de acuerdo, “la música está sobrevalorada”, pero los músicos aún más. El señor Svenonius tiene algunas respuestas hilarantes sobre estos temas:
    http://www.blackiebooks.org/catalogo/estrategias-sobrenaturales/74

    Ah, aquí hay unos cuantos listados más con música que escucha la gente local del ámbito audiovisual:
    http://extranosenelparaiso.blogspot.com.es/p/audiotravellings.html

    Saludos!

Continuant la discussió

  1. Música decorativa | Nativa linked to this post on 18/08/2014

    […] exercici literari hàbil i una mica irònic–, no deixa de valer la pena de mirar d’entendre l’article del Rubén Martínez en el seu sentit directe; entendre, doncs, el que afirma clarament: al Rubén la música ni fred ni […]

  2. ENFADO, MOTOR CREATIVO | GUIONISTASVLC linked to this post on 24/11/2014

    […] etc, bienvenido sea en los comentarios) aunque sí había un artículo de un blog que hablaba de la envidia como motor creativo (bueno, me sirve […]



Pots escriure HTML senzill

Trackback?



Últims comentaris

  • Cristina Arman: Molt bo! Quina extraordinària reflexió. Con m’agrada el quadre de Rigaud. Quin deliri tan...
  • elena: Gracias, Urbana. Qué gusto tener lectoras así! :)))))
  • Urbana Rodriguez: Que verdad mas grande Elena!! Pero dicha con mucha elocuencia como ya es sabido en ti, cada vez que...
  • Ángel Suso Calvo.: Aupahí. La estamos ensayando para incluirla en nuestro repertorio. Ya están “paseo con la...

Arxius

Autors

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Donen suport

fesnos_indies

fesnos_indies

mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )