Skip to content

Carregant

Lo poético

Escrit el 28/04/2015 per Marta Vallejo a la categoria Postals de Yakaar.
Tags:

Voy a escribir desde la ignorancia. Hablaré de vidas que no alcanzo. Así que lo que sigue es casi un ejercicio de ficción.

Lo-poético

Fotograma de Roma città aperta de Roberto Rossellini (1945)

Para ir de mi casa al trabajo hay dos opciones obvias: la calle del tranvía y el paseo marítimo. Si yo fuera de otra manera, un poco más de improvisar o sobretodo un poco más de levantarme temprano, habría tantos caminos como callejuelas. Pero soy de poner cuatro alarmas y de llegar tarde al curro, así que la decisión a las 8’45h se juega entre el mar y el tranvía.

Hace un mes se pusieron en obras y las aceras del paseo están llenas de socavones muy poco aptos para la meditación en bicicleta. Y desde entonces voy por la calle del tranvía que pasa junto a las facultades, la estación central, la plaza mayor, los hoteles antiguos, la plaza comercial y la puerta trasera de los juzgados. A la altura de los juzgados, la calle es ancha y está casi siempre cortada con vallas rudimentarias que a veces gestiona un policía y a veces autogestionan los transeúntes.

A un lado el juzgado, al otro los cafés y la comisaría. A un lado una fila de gente que espera, al otro los furgones aparcados. A veces rellenos de sospechosos, a veces esperando a los condenados. Y el asfalto surcado por los rieles de un tranvía antiguo, que circula de higos a brevas imponiendo su lentitud a la autoridad de la autoridad. Por ahí paso yo cada mañana, con la bici y con mis legañas y con mi cara de voy a petarlo porque soy mujer y pedaleo. Un pensamiento positivo idiota, carne de colleja de una realidad que es algo más que un videojuego de esquivar viandantes. A veces hay tantos furgones en doble fila que hay que dar media vuelta. A veces hay tanta gente alrededor de los furgones que hay que bajar de la bici y caminar.

A veces una mujer vestida de negro pasa por mi lado, corriendo porque se ha dado cuenta que al otro extremo de la calle están llegando los camiones de los detenidos. Corre entre las vías y entre los policías y está muy flaca y se abre camino entre el gentío y grita un nombre y alarga el brazo hacia las rendijas muy altas de un camión azul. Esto todavía no es ficción. Esto es una mañana de martes.

La ficción empieza cuando proceso la imagen y esta mujer que no conozco se parece a Anna Magnani y esta calle de Alejandría se despinta en blanco y negro. Se engancha esta mujer en mi retina y pienso que su carrera es de una belleza apabullante. Se enquista esta belleza en mi trayecto y es de un esnobismo insoportable. La deshumanización es también esto, incrustar lo bello en el penar ordinario. La mujer de negro puede ser una hermana, una novia, una camarada, una hija, una amiga, una abogada. Puede ser de casi cualquier barrio y el hombre que está encerrado puede ser un delincuente común. Hay tantas cosas que son delito…

En la distancia de lo extraño y de lo extranjero, la Roma ocupada de los cuarenta me queda mucho más lejos que Alejandría por la mañana. Y sin embargo mi ojos digieren a la mujer que me ha rozado trasplantándola en una película antigua. Circulando entre el barullo de los que tienen a alguien preso, esta porción de realidad sólo la entiendo recurriendo a la ficción. Tomo prestada la mirada de Rossellini para que el chaval uniformado que monta guardia a mi lado se parezca a la autoridad que imagino. Porque está medio dormido como yo y sus gestos son tan vulgares como el poder que ordena.

Poetizar puede ser un mecanismo de desapego.

El otro día al llegar al curro mi padre me mandó un poema por whatsapp. Yo no lo sabía, pero mi padre escribía poemas. Era joven y vivía en Roma, no por estudiar sino por exiliarse. Imagino Barcelona antes de que se marchara y su detención que me han narrado se parece a las que me cuentan los abogados que montan guardia en el juzgado. Ubico su cara de antes entre los detenidos sudados que bajan del camión azul cada mañana y cuando leo las sentencias en los periódicos egipcios, parafraseo la jerga rancia del contubernio judeomasónico. Para entender a mi padre de veintitantos mis referentes viajan hasta 2015, son egipcios y se parecen a una película italiana de los cuarenta.

Mi padre escribía poemas, no me ha contado por qué. Pero decido que haciéndolo rellenaba el mismo vacío que va desde la puerta trasera de los juzgados hasta el horizonte. Y su poesía sigue la estela de la falda de una mujer vestida de negro:

Lo-poético2

Es preciso que un día, algunos, por lo menos
puedan lavarse la cara al despertar de esta noche
sin que les queden demasiadas huellas
de la costumbre de sufrir.

Carles Vallejo Calderón


0 Respostes

Si vols pots seguir els comentaris per RSS.



Pots escriure HTML senzill

Trackback?



Últims comentaris

  • Bernat: Una precisión. Se “contrata” a músicos para actuar en directo, no para posar como modelos con la...
  • Amós Pérez I Escrig: Una precisión. Palo Alto Market es un evento comercial que consiste en la explotación por parte...
  • Qiman: Molt d’acord amb els punts que expresses en aquest post, un parell de puntualitzacions i aprofundiments només,...
  • Mariví Martín: Salutacions des de València. El vostre escrit m’ha interessat molt. Estaré atenta per a conéixer...

Arxius

Autors

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Donen suport

fesnos_indies
mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )