Skip to content


No se acaba, te lo acabas tú – un elogio a San Marino

Escrit el 10/05/2015 per Lucia Lijtmaer a la categoria Una más y nos vamos.
Tags:

“Aún así, la sangre es más espesa que el agua, como sabe cualquiera que haya probado ambas”Margaret Atwood.

 

Tengo un amigo de 11 años que no soporta las injusticias. Físicamente, me refiero. Sus padres empezaron enseñándole a distinguir qué significa hacer las cosas bien, y cómo eso es muy diferente de hacer las cosas mal. Después, aprendió a diferenciar entre lo público y lo privado, qué implica lo que es de todos y qué quiere decir que algo sea solo tuyo. Como resultado, cuando nota o ve algo que es injusto, discute y se pone triste.

Con el tiempo, ha llegado a enfermar. Cuando le pregunto por qué se pone así, me mira con sus ojos grandes y me dice: “¿cómo puede la gente pretender que todo está normal?”

Chateo con Sánchez Ferlosio. En realidad no es Sánchez Ferlosio, pero para el caso es mi Sánchez Ferlosio. Todos ellos. Desde hace días pienso en la normalidad, la equidistancia y la injusticia. En nuestros ejemplos históricos. Pienso en ese amigo de 11 años y en cómo explicarle cosas. En gmail, Sánchez Ferlosio y yo hablamos de esto mientras comemos galletas.

Yo: Pongamos un ejemplo. Yo te hago una putada, algo jodido. Te robo el curro, el novio, algo así.

Sánchez Ferlosio: Vale.

Yo: ¿Cómo deberías reaccionar tú? ¿Y tu entorno? ¿Es esa putada algo estrictamente personal? ¿O las cosas manchan más allá y la gente que mira hacia otro lado es responsable también? ¿O meterse en eso es ser cotilla?

Sánchez Ferlosio: ok, hablas de dilemas morales. Pero ¿qué importa en realidad, más allá de que puedas pensar que eres un poco hijoputa, o mala persona? Esas cosas pasan.

Yo: Sí, pero entonces, si pensamos todo en relación a que lo personal es político, la cosa se te descuadra, ¿no? Todo el mundo habla de que lo personal es político pero a la peña se la pela todo un poco.

Sánchez Ferlosio: ¿Pero te refieres a cosas del tipo “mi novio es un mierda” o a movidas tipo el genocidio armenio?

Yo: Me refiero a cual es el límite de la intervención y de mirar hacia otro lado. Por ejemplo: ahora todos asumimos que la violencia de género no es una cosa de la intimidad, sino responsabilidad del estado pero… ¿dónde más lo aplicamos?

Sánchez Ferlosio: No sé. ¿En la protección a los niños? ¿En que un político no pueda hacer lo que condena? El problema de eso es que estirar mucho depende qué nos convertiría en calvinistas: lo que haces en casa es condenable políticamente, y eso… bufff.

Yo: Ya. A veces me pregunto si se puede justificar a partir de la equidistancia moral. Es decir, si hablamos de ser una comunidad, ¿cómo podemos ser equidistantes? ¿Y con respecto a qué? Negarse a conferir a un hecho una categoría reprobable o digna de alabar -es decir, ser equidistante- ¿qué relación o responsabilidad tiene con cuando sucede?

Sánchez Ferlosio: Louie en el último monólogo que hizo hablaba de una conversación de universitarias que pilló en una cafetería y hablaban de que una lo había dejado con su novio y tal y la amiga decía que la culpa era de él porque ella es “amazing” y él no era capaz de soportar lo “amazing” que era, y Louie dice que eso es de ser una amiga de mierda, porque esa frase no se ajusta para nada a la realidad de ninguna historia.

Yo: Exacto. ¿Puede uno significarse y después alegar equidistancia? ¿Deberíamos ser Suiza?

Sánchez Ferlosio: Tienen buenos quesos.

Yo: Jajaja, ya veeees.

Sánchez Ferlosio: Creo que todo lo revestimos de una sacralidad que no le pertenece porque tenemos cierto miedo y cierta angustia a percibirnos como lo que realmente somos: insignificantes. Y usamos palabras como lealtad y tal para enmascarar que en realidad lo que queremos son adoradores.

Yo: Vale, en el fondo estás queriendo decir que nada es importante. Pero entonces se acaba el juego, es como decir: “todo esto es un sueño”

Sánchez Ferlosio: Sí, jajajaja, como el final de Lost.

Yo: ¿Pero no crees que va más allá de la palabra? Yo pienso en todo, y más allá de las contradicciones, no sé si es que decidimos directamente ignorar cosas terribles.

Sánchez Ferlosio: Sin duda, la pretensión de la normalidad en una injusticia es lo que genera la peor violencia.

Yo: Sí, joder. Los nazis ahí, pulcros y normales. Ser Suiza es violencia.

Sánchez Ferlosio: Y sin embargo, el ataque parece ocurrir siempre hacia el pecado, en su forma más pública, ¿no? Ahí vamos a degüello.

Yo: Se puede ser Suiza, pero el otro día leía sobre San Marino. San Marino, ese microestado que siendo neutral desde hace mil años decidió abandonar ese estatus para declararle la guerra a los nazis y perder tras cuatro días. Y además por teléfono.

Sánchez Ferlosio: No jodas.

Yo: Te lo juro.

Sánchez Ferlosio: También puede ser que en los errores, en los crímenes, te veas reconocido en esa falta y que por tanto creas que bueno, que no es para tanto.

Yo: Eso no lo había pensado y es muy interesante. O que lo relativices con el tiempo: “como ha pasado tiempo y tal, no es para tanto”.

Sánchez Ferlosio: jaja ya, lo de “Bueno, eso ya está olvidado”, quitándole el sujeto y el objeto directo. ¿Quién ha olvidado qué? Se disipa, como cuando mi abuelo dice: “Come que se acaba”. No se acaba, te lo acabas tú.

Yo: Ya tío. Viva San Marino.

Sánchez Ferlosio: Viva San Marino, joder.


0 Respostes

Si vols pots seguir els comentaris per RSS.



Pots escriure HTML senzill

Trackback?



Últims comentaris

  • Adriana de la Osa: Un texto precioso, Marta. Emocionante e inspirador. ¡Me ha chiflado! Gracias, gracias, gracias....
  • Cristina Arman: Molt bo! Quina extraordinària reflexió. Con m’agrada el quadre de Rigaud. Quin deliri tan...
  • elena: Gracias, Urbana. Qué gusto tener lectoras así! :)))))
  • Urbana Rodriguez: Que verdad mas grande Elena!! Pero dicha con mucha elocuencia como ya es sabido en ti, cada vez que...

Autors

Arxius

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Política de privacitat

Donen suport

fesnos_indies

fesnos_indies

mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )