Skip to content


Venga Manuela sal a bailar

Escrit el 26/07/2015 per Lucia Lijtmaer a la categoria Una más y nos vamos.
Tags:

Realicé la siguiente crónica durante la jornada electoral de las municipales de este año. Es lo que se llama una crónica a pie de calle -la que hacemos los pringados cuando no tenemos acreditación al interior de un recinto-. Han pasado escasos sesenta días. La publico ahora como reflexión sobre la contaminación mediática y el (subjetivo) paso del tiempo.

Nadie quería acompañarme. Al perdedor nadie se le acerca, eso ya lo sabemos todos, pero en esta ocasión, ni por el morbo. 24 de mayo, jornada electoral, y a mí me toca en Génova. “Pero qué dices, tía, si dónde hay que estar es en la Cuesta de Moyano”, me grita por teléfono S., de subidón máximo. En la Cuesta de Moyano están los militantes de Ahora Madrid. Oigo cumbia al otro lado del teléfono y huelo la cerveza desde aquí. Noto el son de las caderas de los fans de Manuela Carmena retumbando en lo que se presenta como una épica aunque ajustada victoria de la izquierda, y aquí estoy yo, en la sede del PP, sin resultados a pie de urna aún, esperando a que salga una rubia -una de las dos, la que sea- que le puso nombre a la plaza Margaret Thatcher. Pero no sale. Nadie sale.

“Que son cuatro años…y cuatro años son muy largos tío”. Dos chavales de veintilargos, de cuerpo flexible y mirada ceñuda hablan sin mirarse. Estamos apostados delante de una sede flanqueada por tres bancos, es noche de elecciones y la cosa pinta tono ocre marronoso tirando a El Pardo, jaja, juju. Ellos hablan murmurando, y hay una razón: llevan el uniforme de la guardia civil, están aquí por si hay altercados. Cuento tres cámaras de televisión, dos fotógrafos de prensa escrita y aquí servidora. La pregunta del millón es para quién van a ser cuatro años largos, claro pero aquí nadie la hace, aquí nadie pregunta nada. Porque no hay nadie.

Sería fácil contar esto desde el estereotipo: territorio PP, lugares comunes a porrillo y de hecho, aquí están todos. En el interior, militantes polarizados: mayores de setenta años y menores de treinta. Raya al lado, pantalón claro bien planchado y pin del partido para ellos. Melena à la Sara Carbonero, labio glaseado y mocasín de ante para ellas. Pero siempre nos quedamos ahí. Con respecto al militante del Partido Popular, uno parece quedarse siempre en la superficie.

¿Quien es el votante del PP y por qué vota al PP? Las cifras devuelven lo siguiente: Se trata de un ciudadano de alrededor de cincuenta años, jubilado o en activo (34% frente al 38%), dejando de lado a estudiantes y personas en paro -que se decantan más por Podemos y PSOE-, que se define de centro-derecha, y con estudios medios o universitarios. ¿Y sus razones? Acabar con el paro, frenar la corrupción y la seguridad ciudadana son sus tres grandes preocupaciones. Son parecidas a las del resto de ciudadanos, pero con un enfoque particular. “Yo voto al PP porque son los que nos sacan de la crisis”, explica Pablo, un militante de 60 años que llega como agua de mayo a ofrecer apoyo a las puertas de la sede. “Los socialistas nos dejaron esto hecho unos zorros y solamente ahora levantamos cabeza”. Cuando le pregunto sobre la corrupción en el propio partido niega con la cabeza. “Mariano lo ha frenado”.

En una tarde como hoy, en una calle céntrica y pudiente como esta, cualquier referencia a las desigualdades sociales parece lejana. Se acerca Paco, un taxista fan del PP con una pancarta que no despliega. “Yo sé que vamos a remontar, a Cristina la tenemos seguro” -una sabe que está con un militante cuando a Cifuentes la llaman Cristina-. “Pero a Esperanza…”, y hace un gesto de tristeza. Y eso que no sabe lo que está por venir. A esta hora Esperanza aún no ha hablado de coaliciones ni soviets. Esta es la hora del puro mazazo en la sien.

La jornada nocturna, como si lo supiera, la muy izquierdista, no acompaña. A las 21:30 de la noche, con el 2% apenas escrutado, la sensación es que una nube comienza a cernirse sobre la sede. Tras un día cálido y de pura placidez, se levanta un viento como de película de intriga y digámoslo de una vez: a las puertas del PP no hay ni cristo. Nadie. Ni el tato. Ni la prima de Cifuentes. Esto es un páramo de militantes, curiosos o sádicos de la izquierda que quieren ver la cara de lo que parece va a ser una derrota. ¿Alguien recuerda los pueblos de la meseta a la hora de la siesta? Un carnaval comparado con esto.

Hablando de la meseta: un poco más tarde con el 50% escrutado parece que han perdido Castilla. ¿Cual? Qué más da, probablemente las dos. Y como si de un coro griego se tratara, cuando llega ese dato comienzan a salir en procesión jovenzuelos de la sede con Ipads y acreditaciones de la organización del partido y muchas ganas de fumar. Deslizan dedos sobre el Ipad, murmuran y fuman. Cómo fuman. Fuman encadenando luckys, como un marinero de permiso. Al cabo de un ratito, comienzan a salir también ellas, las Saras Carboneros, y ellos ya no murmuran, se crecen: “Si es que se han movilizado los barrios que no se tenían que movilizar”, dice un chaval bien peinado y con bambas nuevas, hablando sin hablar de Vallecas, San Blas, Carabanchel. Se acerca una melena lacia de rostro bello: “Yo jamás me plantee que ganara la otra…yo no he venido de Cantabria para esto”, entona y se lleva las manos a la cabeza.

– Puede que saquen músculo a última hora… -propone otro que fuma, Ipad en mano-.

– Nada, si con Ciudadanos lo pactamos todo, ya verás -consuela Bambas a Melena Lacia.

Me suena el teléfono. Una fuente amiga del barrio de Chamberí me sopla los resultados de su mesa, con una excitación como de ruta del bakalao en el 89: “tíatíatía, que Ganemos Madrid arrasa. Aquí, en el Centro del Mal, en mi mesa, han quedado 220 votos del PP frente a 150 de Manuela. Esto para Chamberí es arrasar, tíatíatíaaaaaaaa”. Cuelga sin mediar palabra.

Sale un compañero de la prensa a unirse a la pira fumadora y cuenta que Cifuentes y Aguirre ni se han visto: están encerradas cada una en una planta, en sendos búnkeres. Casi puedo oír la música de la cuesta de Moyano: Vamos, Manuela, sal a bailar, que tú lo haces fenomenal. No, de hecho, la oigo. Oficialmente, a las 23:30, justo antes de que salga el alcalde de Alcorcón con cara de simepreguntasalgotehostio, me he vuelto majara. Alucino voces. Tu cuerpo se mueve como una palmera..suave, suave-su-su-suave.

– Mírales, menudos desgraciados… -Melena Lacia dice con voz llena de rabia. La chavala pija de Cantabria tiene la mirada puesta en el edificio justo enfrente a la sede, en la misma calle Génova.

Alzo la vista y ahí están: tres pancartas de Ahora Madrid, en la última planta en unos balcones abiertos de par en par, de dónde sale una música y sombras de gente bailando.

– No, si pobres no son, eh… -continúa Melena Lacia.- Ya me dirás quien cojones vota a Podemos, ¿esos? Comunistas de postal… -agita la cabeza, con odio. Cuatro días después se convocará una concentración para apoyar un pacto entre PP, PSM y Ciudadanos “para evitar que esta gente asalte nuestro Ayuntamiento y haga peligrar nuestro régimen constitucional”.

Tu cuerpo se mueve como una palmera…

La misma calle, otro mundo.

Suave, suave-su-su-suave.


0 Respostes

Si vols pots seguir els comentaris per RSS.



Pots escriure HTML senzill

Trackback?



Últims comentaris

  • elena: Gracias, Urbana. Qué gusto tener lectoras así! :)))))
  • Urbana Rodriguez: Que verdad mas grande Elena!! Pero dicha con mucha elocuencia como ya es sabido en ti, cada vez que...
  • Ángel Suso Calvo.: Aupahí. La estamos ensayando para incluirla en nuestro repertorio. Ya están “paseo con la...
  • Hara: Iru for precious friend!

Arxius

Autors

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Donen suport

fesnos_indies

fesnos_indies

mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )