Skip to content

Carregant

Hacia la cooperativa Indigestió

Escrit el 10/01/2017 per Jordi Oliveras a la categoria ARTICLES.
Tags: .
Traducción del texto original

Tal como anunciamos hace unos meses, el pasado mes de diciembre iniciamos una campaña de micro-financiación destinada a sostener Indigestió y transformarla organizativamente para poder abordar con más fuerza su actividad. La campaña lleva 23 días y, a pesar de haber coincidido con estos días de fiestas, ya ha alcanzado el 60% de su objetivo. Hemos ido informando de buena parte del proceso, pero quizá es buen momento para explicar un poco más qué planes tenemos.

Para qué debe servir la micro-financiación?

La financiación debe servir principalmente para dos cosas: sostener el funcionamiento normal del proyecto (investigacions, publicaciones en Nativa, nuevo fòrum Indigestió…) durante los cuatro meses siguientes a la campaña (febrero-mayo) y para abrir un proceso para crear una cooperativa que garantice su continuidad futura y mejore su acción.

Los dos objetivos están del todo vinculados entre ellos porque estos cuatro meses de actividad que prevemos ya deben servir para abordar más colectivamente que hasta ahora la actividad, y ensayar formas de funcionar que marquen el tono de la futura cooperativa.

Asimismo, la campaña también es un tanteo para ver qué fuerza tiene la comunidad de personas reunidas con lo que llevamos años haciendo, para medir las posibilidades de la cooperativa.

¿Qué cambios debe suponer la cooperativa Indigestión en relación al funcionamiento actual?

Hay cosas que todavía no sabemos -por eso abrimos un proceso y no la constituimos directamente- y que dependerán de las personas que se vayan adhiriendo al proyecto, tanto en la etapa de definición que ahora se abre como en la futura constitución, pero sí tenemos algunas cosas claras.

La primera es que la cooperativa supondrá una colectivización de la propiedad y responsabilidad sobre el proyecto, y una mayor democratización de su gestión. Aunque, por su propia orientación, los espacios de reflexión organizados, los procesos alrededor de Nativa, y las acciones musicales, y de otro tipo, llevadas a cabo, siempre han sido colectivos, las decisiones siempre han dependido de una persona o de un equipo reducido. La creación de la cooperativa implicará que esta gestión esté avalada, sometida y definida, hasta donde se quiera, por las personas socias de la cooperativa.

La cooperativa supondrá una colectivización de la propiedad y responsabilidad sobre el proyecto, y una mayor democratización de su gestión

La segunda es que, más allá de esta mirada global sobre la organización, también queremos profundizar en formas de funcionar que, en las cuestiones más cotidianas, permitan la elaboración en comunidad. Por ejemplo, y en cuanto a Nativa, nos gustaría ver en qué medida nos podemos acercar a las prácticas de algunos medios de comunicación que están ensayando nuevas formas de colaboración para la elaboración de contenidos entre las personas lectoras y las que elaboran trabajos de investigación periodísticos.

Finalmente, y tal vez es el principal, también se trata de buscar una forma organizativa en cultura que se acerque más al discurso que desde hace tiempo desarrollamos en Indigestión, el del papel de las personas en la construcción de su espacio cultural, más allá de las identidades profesionales en que a menudo se encasilla la cultura. Dicho en el lenguaje de algunos discursos comunes, queremos crear una organización donde tengan más poder a los consumidores o consumidoras culturales. Por eso hablamos de una cooperativa de consumo.

¿Qué significa una cooperativa de consumo cultural?

Lo que nos resulta más fácil es utilizar el símil de las cooperativas de consumo agro-ecológico. En una cooperativa de consumo autogestionado la gente se organiza para establecer relación más directa con los productores, y obtener alimentos según su estándar de calidad, tanto a nivel de productos como, en muchos casos, en relación con las condiciones políticas relacionadas con el medio ambiente y la justicia en las relaciones laborales y económicas. Pues bien, lo que aquí intentamos imaginar es una cooperativa de consumidores de cultura que se organizan para generar e incidir en su propio ecosistema cultural, según unos criterios propios.

lo que aquí intentamos imaginar es una cooperativa de consumidores de cultura que se organizan para generar e incidir en su propio ecosistema cultural, según unos criterios propios.

De entrada lo hacemos pensando en dar cobertura a las acciones que ya realiza Indigestió, que no están lejos de este planteamiento. Nativa, en sus diversas re-encarnaciones, siempre ha sido un medio caracterizado por la necesidad de explicarse y dar visibilidad a propuestas y discursos culturales, desde personas más impulsadas por las propias inquietudes culturales, que por la necesidad de vender nada, y por la necesidad de producir un discurso cultural que no acoge el mercado. El fòrum Indigestió y otras propuestas de conversaciones sobre cultura también han respondido a la voluntad de generar marcos y entornos respondiendo a las mismas necesidades. Las actividades en torno a la música que se han impulsado desde Indigestión también han obedecido a planteamientos similares: Cómo establecer relaciones más directas con los músicos y que satisfagan mejor nuestras necesidades? Cómo favorecer un entorno musical próximo sin caer en los encorsetamientos que a menudo supone la organización mercantil? En definitiva, pensamos que se puede hacer una lectura coherente del bagaje de Indigestió desde esta idea de la auto-organización para el consumo cultural.

Más allá de eso, es perfectamente posible y deseable que la colectivización de la propuesta abre espacio a nuevas iniciativas que hasta ahora no hayamos pensado o que no nos habíamos podido plantear.

Viene al caso decir, también, que las propuestas de Indigestió casi siempre han estado abiertas y de acceso libre, y que tenemos el propósito de que siga siendo así. A diferencia de lo que ocurre con el consumo de bienes materiales, el consumo cultural es menos excluyente. El hecho de que yo lea un texto, por ejemplo, no merma las posibilidades materiales de que tú también lo leas. Así pues, como tendencia general, parece lógico que en el caso de Indigestió la auto-consumo cultural no vaya a suponer el cierre de sus propuestas y continguts.

¿Como pensamos la relación futura con las instituciones?

En conversaciones diversas nos hemos planteado el dilema sobre si esta propuesta supone una renuncia o abandono en relación a la financiación pública recibida hasta ahora. Tiene sentido pensar en el micro-financiación o la cooperativa como fuentes alternativas a los recursos económicos recibidos hasta ahora?

En el proyecto Indigestió siempre ha habido un componente político y esperamos que con la cooperativa este planteamiento sea más claro y eficaç.

No lo estamos pensando así. Nada más lejos de nuestra intención que la idea de renunciar al apoyo público para proyectos como éste, ni que pretender proponer la autogestión económica como alternativa ideal al apoyo con dinero público a la cultura, ni que aceptar como fatalidad que los presupuestos públicos en cultura se dediquen a políticas que no consideramos encertades.

Bien al contrario, nuestra orientación, tanto en la actual campaña de micro-financiación, como en el proyecto de futura cooperativa, es, articular de forma más clara y fuerte varias voces que atiendan al bien común en cultura, tanto desde la acción directa del proyecto, como en la posición política ante las actuaciones de las instituciones públiques.

La cooperativa debería ser un medio para hacer más efectivo y tangible el trabajo en red que ya realiza Indigestión, y, entre otras cosas, también para actuar con más fortaleza en la relación con las instituciones públicas, y en la colaboración con otros colectivos y personas para plantear políticas alternatives.

En definitiva, en el proyecto Indigestió siempre ha habido un componente político, con voluntad de sobrepasar el marco de las personas directamente implicadas en las actividades que montamos, y de ser útil para construir un entorno cultural más interesante para el bien común, y esperamos que con la cooperativa este planteamiento sea más claro y eficaç.

 

Si puedes y quieres, ayúdanos a dar este paso: https://ca.goteo.org/project/cap-a-la-cooperativa-indigestio

Y no dudes en escribirnos para cualquier aclaración, petición de información o propuesta que consideres interesante.

 

zizek

 


0 Respostes

Si vols pots seguir els comentaris per RSS.



Pots escriure HTML senzill

Trackback?



Últims comentaris

  • Bernat: Una precisión. Se “contrata” a músicos para actuar en directo, no para posar como modelos con la...
  • Amós Pérez I Escrig: Una precisión. Palo Alto Market es un evento comercial que consiste en la explotación por parte...
  • Qiman: Molt d’acord amb els punts que expresses en aquest post, un parell de puntualitzacions i aprofundiments només,...
  • Mariví Martín: Salutacions des de València. El vostre escrit m’ha interessat molt. Estaré atenta per a conéixer...

Arxius

Autors

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Donen suport

fesnos_indies
mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )