Skip to content


Trabajo alimenticio (un cuento)

Escrit el 05/02/2017 per Lucia Lijtmaer a la categoria Una más y nos vamos.
Tags:

La planta se seca y alguien quiere hacer un esqueje. Yo no sé hacer esquejes, así que tendré que ver tutoriales en youtube. Cuatro horas más tarde sé hacer esquejes, pero sólo virtualmente.

Como una endivia sin lavarla. Vivo peligrosamente.

Acabo una entrevista con un grupo de música. Tengo miedo de saber las respuestas antes de formularlas. A veces pasa, pero sólo a veces. Transcribo otra entrevista, llego tarde, no tomo café. Odié al escritor, amé su libro. Eso pasa muchas más veces.

Leo estados de facebook de chicas mucho más jóvenes que yo, con mucha más hambre, y no de endivias. Contemplo su juventud con tranquilidad. Ellas también escriben. Me vuelvo verde endivia.

Textos que entregar. Reclamar facturas. Leer estados de facebook. Es viernes o sábado, ya ni sé.

* * *

La primera vez que le di algo a alguien para que lo leyera me lo devolvió con un ladrido.

“No me des nada que no esté terminado”.

El ladrido era en realidad una recomendación.

“Ahora eres escritora, no me des nada si no estás segura de que eres capaz de defenderlo”.

Supo a gloria. Supo exactamente igual que tomar mucha azúcar impalpable, ese regusto demasiado dulce al fondo del paladar.

* * *

– ¿Es este disco muy diferente al anterior?

– ¿Cómo es tu proceso al componer?

– ¿Tiene esto algo que ver con la realidad política española?

– ¿Me recuerdas de la última vez? No, yo tampoco.

Hay una fracción de segundo en la que estás a punto de tirarlo todo por la borda. Es fácil, generalmente lo piensas y sonríes justo antes de que suceda. ¿Qué pasaría si le lanzo el café al entrevistado? ¿Si le mando una obscenidad al jefe? ¿Si, en medio de una reunión de trabajo, dijera ‘me he comprado un mono titi’, solo para ver las caras de los demás?

Nunca pasa. Pero buscas el mismo subidón del azúcar.

Ultimamente mis amigas fantasean con ser bibliotecarias en vez de periodistas freelances. Fantasean con un sueldo fijo. Vacaciones pagadas. Nos susurramos “catorce pagas” como quien habla de un orgasmo.

* * *

El primer cuento no era bueno, pero lo escribí sin levantarme de la silla ni una sola vez, hasta que lo terminé. Eran las cuatro de la mañana. Mi compañero de piso me interrumpió, creo, pero ni sabía que me estaba hablando. Subidón. Regusto dulce. Euforia.

* * *

– ¿Cuando lo puedes tener?

– ¿Para cuando lo necesitas? Y no digas para ayer.

– Para ayer.

* * *

Tomo té. La planta se seca. Hay que hacer un esqueje. Miro los estados de facebook de escritoras jóvenes. Tengo endivia virtual. Y, por suerte, escribo.


0 Respostes

Si vols pots seguir els comentaris per RSS.



Pots escriure HTML senzill

Trackback?



Últims comentaris

  • elena: Gracias, Urbana. Qué gusto tener lectoras así! :)))))
  • Urbana Rodriguez: Que verdad mas grande Elena!! Pero dicha con mucha elocuencia como ya es sabido en ti, cada vez que...
  • Ángel Suso Calvo.: Aupahí. La estamos ensayando para incluirla en nuestro repertorio. Ya están “paseo con la...
  • Hara: Iru for precious friend!

Arxius

Autors

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Donen suport

fesnos_indies

fesnos_indies

mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )