Skip to content

Carregant

7 motivos por los que brian Eno me acompaña todos los días

Escrit el 05/09/2017 per Cristina Checa a la categoria OPINIÓ.
Tags:

Soy una amante del combate mental, siempre me gusta buscar contradicciones, generar debate y destronar a los ídolos, incluso a aquellos que alguna vez fueron los míos.  Así que cuando me propusieron participar en el programa de Ràdio nativa dedicado a Brian Eno y la tecnología, en el marco de la exposición en Arts Santa Mónica, pensé: voy a llevarle la contraria todo el rato a Brian Eno. Sin embargo, al ir indagando en sus citas vi que me iba a resultar prácticamente imposible. ¡No puedo llevarle la contraria! Básicamente, Brian Eno es el candidato perfecto para liderar la secta que necesito en mi vida.

7 motivos por los que brian Eno me acompaña todos los días:

1.- Es un no-músico que defiende las ideas por encima de la ejecución

“El gran beneficio de los secuenciadores computarizados es que eliminan la importancia de la habilidad y la reemplazan por el juicio. Con Cubase o Photoshop, cualquiera puede hacer cualquier cosa, se puede crear un material que suene muy parecido a lo que se escucha en la radio o lograr algo que se vea como las cosas que aparecen en las revistas. Entonces la pregunta ya no es si puedes hacerlo o no, porque cualquier autómata lo podría hacer si se sienta frente a la computadora por unos días, la pregunta es, “De todas las cosas que puedes hacer, ¿cuál escogerás hacer?””

Un buen intérprete sin ideas es menos capaz de ser “más innovador” que una persona con ideas y una técnica pobre. Esto es algo que ha pasado siempre, hay tantos y tantos ejemplos de personas o bandas que la “vieja escuela” ha considerado que no tenían nivel o talento suficiente pero que con el paso del tiempo han impregnado de su visión a generaciones posteriores. En la actualidad tenemos nuevas herramientas que cambian las reglas del juego, un juego que en el fondo es el mismo pero que plantea nuevos retos: saber escoger dentro de un mundo repleto de un sin fin de posibilidades. Saber escoger el camino a seguir es una de las virtudes y defectos a los que nos enfrentamos. La música existe para comunicar ideas, estados mentales, historias, etc… este es el sentido de la música en última instancia y, si no olvidas este fin último, el camino se va dibujando poco a poco. Gracias a las nuevas tecnologías se ha democratizado la creación, el acceso a portátiles y a software de producción musical ha permitido que haya un sin fin de propuestas interesantes, donde las buenas ideas prevalecen sobre la técnica, la formación académica y el poder adquisitivo.

2.- Abraza la tecnología

”Realmente no se puede imaginar la música sin tecnología. Como dijo mi amigo inventor Danny Hillis, tecnología es el nombre que damos a las cosas que aún no funcionan. Cuando funcionan, ya no nos referiremos a ellas como tecnología”.

La tecnología te obliga a rehacer las reglas del juego y hace que éste se convierta en un terreno virgen a explorar. Para alguien con una mente abierta y ganas de jugar, la tecnología puede suponer la vía de escape definitiva, la herramienta que le permitirá materializar sus ideas.

Siempre me atrajo mucho la idea de poder crear tus propias normas, tu propio lenguaje y tu propia rutina. La exploración y el proceso de creación es lo que realmente importa aquí, el resultado final es algo que queda abierto a la libre interpretación del oyente. Aunque la música en sí misma ya es un elemento que nos ayuda y necesitamos para nuestro crecimiento personal, la tecnología hace que surjan conceptos, automatismos mentales, capacidad de concentración y sistemas de trabajo que he acabado incorporando a mi día a día cotidiano (no sólo en el entorno musical) y que me han resultado de gran ayuda.

3.- La importancia del jugar por encima del crear

Los niños aprenden fingiendo, imaginando cómo sería todo en otra situación, que es la esencia de la cultura. Existe esa suposición loca de que a los 16 o 18 años, de repente, detenemos todo esto porque “ahora sí sabemos lo que hacemos”. Pero la gente que yo encuentro interesante es la que sigue jugando a ese juego.”

Los niños siempre dicen la verdad. Es por eso que siempre busco este estado infantil de “no pretensión” para sentir que voy por el buen camino. Es en estos momentos en los que me han salido las cosas que más me han gustado. Por ello siempre hablo de “jugar” y no de “crear”, un concepto que me parece demasiado egocéntrico, y que está impregnado de connotaciones negativas, como la pretensión. Creo que nadie crea nada, todos reciclamos ideas y conceptos preexistentes, en cambio, la tecnología sí ha ido cambiando al largo del tiempo. A un nivel evolutivo, los seres humanos somos prácticamente los mismos desde hace miles de años, lo que ha cambiado realmente son las herramientas (juguetes) y el contexto que estas han propiciado.

4.- El contexto es el nuevo contenido

“Hablamos con nuestros hijos de una manera, con nuestros amigos del trabajo de otra manera, con nuestros amantes de otra y con la señora del negocio de la esquina de otra manera también. Al hacer estos cambios, ejercitamos nuestra comprensión de los mundos desde los cuales las personas nos escuchan y, al mismo tiempo, proyectamos hacia afuera nuestra propia visión del mundo en el cual nos gustaría que esta conversación tuviera lugar. Si lo piensas bien, este es un enorme y complejo talento que el género humano continúa a ejercitar, ensayar y perfeccionar a lo largo de su vida.”

Me fascina cómo una misma canción me ha podido hacer sentir sentimientos totalmente contrarios dependiendo de mi estado emocional o cómo esa misma canción puede tener distintos significados para cada persona. También cómo esta misma canción puede sonar en el metro, en un móvil, un avión, un equipo hi-fi, un concierto, una discoteca, en spotify o en mp3 y cómo en cada una de las reproducciones la percepción cambia. El contexto es de vital importancia y es fascinante que sea tan incontrolable, tan variante. El oyente es el artista final, el jugador final.

5.- El oyente como artista final

“La música es en realidad una contingente combinación de sonidos cuyas resonancias emocionales dependen enteramente de las historias personales y compartidas del público en tanto oyentes.”

Una de las cosas que más me llama la atención de la música es ese espacio en blanco que queda entre el artista y el oyente, una vez la música sale a la luz ésta se libera de las pretensiones personales del artista y queda “libre”, es decir, que el significado que ésta puede tener es tan diverso y variado como oyentes potenciales existen, puesto que cada uno de ellos tiene detrás unas historias y un background completamente diferentes.

6.- La escucha sobre la acción

“Ya que siempre he preferido hacer planes en vez de ejecutarlos, he gravitado hacia situaciones y sistemas que, una vez puestos en marcha, sean capaces de crear música con una mínima o ninguna intervención de mi parte. Es decir, tiendo hacia los roles del planificador y el programador, y luego me convierto en la audiencia de los resultados.”

Construir una secuencia de 4 notas midi con cubase, enviarla a un plug-in con arpegiador, a la vez enviarla vía midi a un sintetizador que hará de bajo. Activar delays a distintas velocidades, un chorus y un poco de distorsión en el bajo. Le das al play y las máquinas tocan solas, puedes escuchar lo que hacen, puedes disfrutar sin pretender nada más. Ideas un plan y después lo observas. Puedes hacer de oyente a tiempo real y a la vez puedes decidir si el orden de las cosas cambia. Me encanta esta sensación.

7.- La percepción y el resultado final

“En realidad, la repetición no existe. En todo lo relativo a la mente, nada ocurre dos veces de la misma manera, aún si en sentido técnico, la cosa es idéntica. Tu percepción cambia constantemente. No se detiene en ningún lugar.”

Al día siguiente lo enchufas todo de nuevo (partiendo exactamente de donde lo habías dejado) y lo que te había parecido maravilloso, hoy tampoco lo es tanto. Las repeticiones no te gustan tanto, se te hace aburrido….Es por ello que dentro del proceso, solo me quedo con las cosas que me han gustado después de muchas escuchas. El resultado final viene determinado por las cosas que he ido percibiendo a lo largo del proceso y ésto es algo que nunca puedes preveer.

 

Aquí pots escoltar el programa:


I aquí descarregar-lo:

Ràdio Nativa. Amb motiu de Brian Eno 2 (23)


0 Respostes

Si vols pots seguir els comentaris per RSS.



Pots escriure HTML senzill

Trackback?

*



Últims comentaris

  • Mariví Martín: Salutacions des de València. El vostre escrit m’ha interessat molt. Estaré atenta per a conéixer...
  • Consuelo: Unas sábanas limpias donde recostarte después de la novena caída y el décimo levantamiento. Una habitación...
  • Red P: M’ha encantat, tendra i divertida a parts iguals
  • Joan Gener: Un fil a explorar és aquesta tensió que suposa lo universal i lo situat. Desplaçar el dret d’accés...

Arxius

Autors

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Donen suport

fesnos_indies
mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )