Skip to content

Carregant

Yo, por ejemplo

Escrit el 09/10/2017 per Andrea Soto a la categoria Pura superficie.
Tags:

Conocí el trabajo de María Salgado gracias a María García. Hace algunos meses nos mostraba fragmentos de la última pieza de su trabajo poético Hacía un ruido. Frases para un film político, un montaje de trozos de frases y sonidos emitidos en distintas ciudades desde los diversos movimientos sociales desde el 2011.

María García, desde una poética del espacio, marcaba dos intensidades. Una, sobre la composición del ‘Yo, por ejemplo’. En una parte de estas frases para un film político, un poema breve y punzante, una fiesta autorganizada en una nave de una zona industrial, de pronto sube la policía a identificarles. Irene abre la puerta, cuando preguntan por el responsable, ella dice “yo, por ejemplo”, con todas las demás detrás. Un ‘yo’ que viene a cuestionar cualquier ‘yo’ personal que quiera erigirse, un ‘yo’ colectivizado o un ‘nosotros’ singularizado en el cuerpo de una, un ‘yo’ descentrado que da cuenta de un tejido en donde no es posible distinguir con claridad una de sus hebras y que al deshilacharlo se disuelve.

La otra intensidad que marcaba María García de estas notas para un film político era sobre esta frase ‘hacía un ruido’, no en el sentido de ir hacia un ruido, sino en el sentido de haber, había un ruido que se estaba haciendo. María Salgado, en una composición de imágenes, palabras y sonidos presentaba un recorrido, trazos de movimientos que buscaban su forma y no dejaban de aparecer como ruido, ‘venía como de Portugal de lejos estábamos aquí y venía como de Portugal de lejos’.

Fotografía de Antonio Blázquez / El Arsenal

Es posible que estas notas orales no sean fieles al trabajo de María García ni al de María Salgado, sin embargo, estas inquietudes de una experiencia subjetiva que hace que ya no sirvan las formas de nuestros poemas, estas problematizaciones del “yo” y el lugar que dan estas reflexiones a los ruidos, se me vienen encima por estos días, a la luz de los últimos acontecimientos en el Estado Español y, en particular, en Catalunya. Pienso urge problematizarse el nosotros.

No se trata solo de tomar posición en una situación extraña sino de que parece no haber lugar para esas posiciones que no tienen un nombre propio. No saber hacer, no saber posicionarse. Ese murmullo fuerte que se oye en las calles pareciera estar a punto de gritar la imperiosa necesidad de imaginar otros modos de habitar ese entre; habitar de otra manera la radicalidad que no sea tomando partido por un o por un no.

Esos ruidos que nos atraviesan y que nos tejen. Ese desborde que circula, que aunque no podamos nombrarlo está inscrito en ‘mí, por ejemplo’. Una torsión primera que corrompe de ante mano cualquier sueño de proporción del cuerpo comunitario. ¿Cómo reemplazar el orden aritmético del más y del menos? ‘La colisión con una cultura que tarda en acabarse’, el problema de cómo organizar el deseo; de cómo construir un nosotros que no se deje articular por la lógica de las políticas de representación que reducen rápidamente al uno. Un nosotros que incluya las voces de todas, las que nos gustan y las que no, sin eliminar la contradicción y el conflicto. Encontrar en la fisura cómo hacer.

En el trabajo de María Salgado hay una inquietud por la forma: ‘cómo atesorar las frases que están en el aire y hay que guardar’, cómo relatar la experiencia de ruptura y las tensiones políticas que están apareciendo. Cómo reflejar el titubeo de esa voz que se busca, esa suerte de murmullo que se ahoga porque no encuentra por donde abrir paso al flujo de su voz. Quienes queremos tomar la palabra, pero no sabemos cómo hacerle lugar a esa palabra o a ese ruido.

Cada época levanta sus propias formas, pero no se trata de un regodeo esteticista por la forma sino ser sensibles a las experiencias que se abren en estas nuestras formas. En la materialidad de las frases, en la materialidad de los silencios y de los gestos antes que se configuren como tales.

No tanto de hacer escuchar un discurso que aclare el ruido, sino más bien cómo estar a la escucha de esos ruidos sin que tengan que convertirse en voz. No hay una voz colectiva. Estar a la escucha de esa potencia particular, de esa singularidad que golpea para abrirse paso, que está intentando atravesar el asfalto.

Imaginar un lenguaje, imaginar un cómo, es también imaginar una forma de vida.

Fotografía de Jorge Mirón

Había quien lo pronosticaba, había quien incluso lo presentía antes justo de que fuera –el rayo antes que el trueno–, había quien lo ignoraba, había quien lo temía y había quien lo deseaba tanto como para hacerlo aparecer. No obstante y en todo caso venía y al venir hacía muy concreto el lugar donde sonaba. Por unos momentos lo hacía existir. Hacía, venía. Estábamos aquí. “Aquí hay un antes muy grande, todo lo que ladera, todo de antes hay” y de pronto hubo un ahora. La longitud de onda de ese ahora era tan misteriosa como lo era su sentido. […] La posibilidad de reconocer en el ruido que generan los otros una parte de tu propio sentido está ahí y ésta que referimos sin nombrar es o fue o, mejor, podría ser una experiencia tan grande que no es ni fue ni va nunca a ser privada sino siempre exterior a uno. Es una que no cabe dentro y que vuelve el aire raro y que carece por eso de semántica estable, determinada. Un ruido que viene de lejos. La vibración anterior. Su espera. El antes y el durante. Esto querríamos ni reducir ni agotar en un relato sino transferir como experiencia de escucha. Quien estuvo lo sabe y quien no estuvo también lo sabe.

Audiotexto: Fran MM Cabeza de Vaca y María Salgado

Forma parte de la zona de investigación Hacía un ruido: haciaunruido.tumblr.com


0 Respostes

Si vols pots seguir els comentaris per RSS.



Pots escriure HTML senzill

Trackback?



Últims comentaris

  • Bernat: Una precisión. Se “contrata” a músicos para actuar en directo, no para posar como modelos con la...
  • Amós Pérez I Escrig: Una precisión. Palo Alto Market es un evento comercial que consiste en la explotación por parte...
  • Qiman: Molt d’acord amb els punts que expresses en aquest post, un parell de puntualitzacions i aprofundiments només,...
  • Mariví Martín: Salutacions des de València. El vostre escrit m’ha interessat molt. Estaré atenta per a conéixer...

Arxius

Autors

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Donen suport

fesnos_indies
mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )